Noticias / Comunicados

Ricardo Salinas presenta Promesa, proyecto para la formación de niños a través de la música clásica

  • Ante los Gobernadores del País, Ricardo B. Salinas Pliego da a conocer “PROMESA” proyecto social para colaborar en la formación de niños a través de la enseñanza y práctica de la música clásica
  • Grupo Salinas está convencido de que los niños y jóvenes mexicanos tienen un gran potencial artístico y musical que debemos comprometernos a apoyar

México, D.F., al 1 de diciembre de 2009.- Ante la mayoría de los gobernadores del país, Ricardo B. Salinas Pliego, Presidente de Grupo Salinas presentó “La Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca” la cual ofreció un magnífico concierto ayer en el Centro Cultural Ollin Yoliztli.

La Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca es resultado del “Programa Musical Esperanza Azteca” (PROMESA), un proyecto social de Grupo Salinas y Fundación Azteca, para colaborar con la formación de niños, la búsqueda de excelencia, el trabajo en equipo y la autoestima, a través de la enseñanza y práctica de la música clásica.

Al término del concierto, Ricardo B. Salinas Pliego, Presidente de Grupo Salinas felicitó a niños y jóvenes que integran la orquesta y resaltó la importancia de este proyecto “Esta Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca es un ejemplo de lo mucho que puede hacer la música para promover el trabajo en equipo, el amor al arte, la concentración en el estudio, la superación personal, en fin, la creación de valores. Es mucho más que música, es formación de seres humanos.”

Al agradecer la presencia de los gobernadores que lo acompañaron, les pidió sumarse a este proyecto y les propuso “No queremos que este esfuerzo se quede en una sola orquesta, queremos impulsar una nueva promesa. Queremos crear no sólo una, sino muchas orquestas sinfónicas, coros infantiles y juveniles en todo el país. Pensamos que de esta manera podemos contribuir a formar ciudadanos que aprendan el valor de la disciplina, que sepan trabajar en equipo, que puedan apreciar la belleza”.

Por su parte, los gobernadores de Aguascalientes, Luis Armando Reynoso Femat; de Baja California Sur, Narciso Agúndez Montaño; de Campeche, Fernando Ortega Bernés; de Chiapas, Juan Sabines Guerrero; de Chihuahua, José Reyes Baeza Terrazas; de Coahuila, Humberto Moreira Valdés; de Colima, Mario Anguiano Moreno; de Durango, Ismael Alfredo Hernández Deras; del Estado de México, Enrique Peña Nieto; el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubon; de Guanajuato, Juan Manuel Oliva Ramírez; de Guerrero, Carlos Zeferino Torreblanca; de Hidalgo, Miguel Ángel Osorio Chong; de Michoacán, Leonel Godoy Rangel; de Morelos, Marco Antonio Adame Castillo; de Nayarit, Ney González Sánchez; de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz; de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz; de Puebla, Mario Marín Torres; de Querétaro, José Calzada Rovirosa; de Quintana Roo, Félix Arturo González Canto; de Sinaloa, Jesús Alberto Aguilar Padilla; de Tabasco, Andrés Rafael Granier Melo; de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán; de Yucatán, Ivonne Ortega Pacheco y de Zacatecas, Amalia García Medina, aplaudieron el desempeño de la Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca, reconociendo la calidad y entrega de los niños y jóvenes que la componen.

La Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca está compuesta por 275 niños y jóvenes, siendo 150 músicos y 125 del Coro. La edad de los participantes fluctúa entre los seis y los dieciséis años. Siete son las localidades de Puebla de donde provienen los estudiantes, así como del Plantel Azteca.

El director de la orquesta es el músico Julio Saldaña, y su equipo está conformado por diecisiete maestros titulares y otros quince de apoyo, profesionales con gran calidad humana y sensibilidad, dedicados y comprometidos exclusivamente a dirigir la Orquesta.

Los niños llegaron hoy con 120 días de ensayo, tras haber recibido lecciones de solfeo, coro, instrumento y prácticas orquestales. No obstante el poco tiempo, la calidad interpretativa fue espectacular.

La orquesta está integrada setenta por ciento con niños que iniciaron su educación musical con PROMESA y treinta por ciento que ya tenían conocimientos básicos.

PROMESA brinda una alternativa para insertar a niños y adolescentes a la sociedad, con sentido de identidad y con el desarrollo de sus capacidades creativas y productivas.

PROMESA es muestra de que podemos cambiar a la sociedad a través de programas que apoyen el desarrollo humano y la formación de valores en nuestros niños, como lo es “La Orquesta Esperanza Azteca”.